INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS

En la pestaña anterior BLOG DE INTERÉS/ACTUALIDAD encontrarás otros artículos interesantes no relacionados con el RAMIRO.
En la pestaña de arriba INDICE ANALÍTICO DE ARTÍCULOS encontrarás los más de 425 posts publicados anteriormente, con indicación de temas, fechas y autores.
También encontrarás en la barra lateral derecha un ÍNDICE DE ARTÍCULOS PUBLICADOS indexados por fechas.


28 de junio de 2014

AYUDA AL ESTUDIANTES

El Club Estudiantes ha iniciado una campaña para ayudar a su capitalización para la próxima temporada. Si deseais suscribir acciones del Club, éstas son las opciones:


Compra de acciones Estudiantes SAD



Puede suscribir acciones de Club Estudiantes SAD desde 6 euros. Un modo único de hacer del Estu algo tuyo,  y contribuir a que este sueño de baloncesto y formación siga vivo por otros 65 años más.

1 comentario:

  1. LOS ANTIGUOS JUGADORES, MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN DE VETERANOS DEL CLUB ESTUDIANTES, YA HEMOS SUSCRITO ACCIONES. AHORA NOS TOCA A TODOS, COMO EXALUMNOS DEL RAMIRO AYUDAR AL CLUB MEDIANTE ESTE MEDIO DE CAPITALIZACIÓN, QUE ES LA SUSCRIPCIÓN DE ACCIONES.
    MUCHAS GRACIAS A TODOS POR LA AYUDA QUE PODAIS PRESTAR Y NO OS OLVIDEIS DE DIFUNDIRLO ENTRE VUESTROS AMIGOS Y CONOCIDOS O SIMPATIZANTES.

27 de junio de 2014

LA ULTIMA ENSEÑANZA DEL RAMIRO

...por José Enrique García Pascua


El sábado día catorce de junio de 2014 ochenta y cinco alumnos de la promoción 64 nos reunimos en el Instituto de Enseñanza Secundaria “Ramiro de Maeztu”, de Madrid, para celebrar el quincuagésimo aniversario de la terminación de nuestros estudios de bachillerato en este Centro.
El acto conmemorativo incluyó una visita a las dependencias del Instituto en el que habían transcurrido aquellos años de formación y a mí lo que más huella me dejó de todo el evento fue el descubrimiento de los dos paneles pintados en las paredes del Museo Religioso –actualmente, Capilla-Museo–, de los que no me quedaba recuerdo de haberlos contemplado mientras fui alumno. 
Sobre el Museo Religioso del “Ramiro de Maeztu” y sobre las pinturas que contiene se pueden obtener noticias abundantes en sendos artículos publicados en este mismo blog de la sesenta y cuatro por Paco Acosta, “El Museo Religioso del Ramiro”, del 18 de enero de 2014 
y por Manolo Rincón, “Capilla-Museo del Ramiro de Maeztu”, del 21 de enero de 2014

El autor de las mentadas pinturas fue un antiguo profesor de Dibujo del Instituto, D. Antonio Cobos Soto, y, de acuerdo con las indagaciones de Paco Acosta, se debieron de realizar entre 1945 y 1946. En cuanto a su factura, Acosta transcribe un artículo de 1945 que especifica que se trata de pintura al temple sobre lienzos preparados al efecto.
Uno de estos paneles representa la vida de Jesucristo sobre un mapa de Palestina, pero apenas le presté atención. El que con fuerza me llamó la atención fue el otro, que explica gráficamente la historia de la Iglesia, el cual se presta a polémica por ciertos detalles que expongo a continuación. En el artículo de Manolo Rincón se asegura que algunas personas influyentes hoy en el Instituto opinaban que la Capilla-Museo debería ser transformada en aula, lo que evidentemente pondría en grave riesgo la conservación de las pinturas que alberga, pero el Consejo Escolar acordó, creo que en 2013, mantener las funciones usuales de la Capilla-Museo, sobre todo con el fin de preservar las pinturas, dados sus valores históricos, artísticos e incluso teológicos. Me atrevo a pensar que la enemiga suscitada contra la Capilla-Museo tendrá más que ver con un enfrentamiento ideológico entre la religión tradicional y los sustentadores de las nuevas creencias ahora imperantes que con el deseo de mejoras didácticas.  

El histórico panel está dividido en frisos. El friso inferior,  a su vez, se divide en cuarteles, en donde se muestra la expansión del cristianismo a lo largo del tiempo en una serie de mapas cuyo principal referente es la Península Ibérica. El friso central, el más ancho, también está dividido en cuarteles, uno por cada siglo de la historia de la Iglesia, y en ellos se representan los que a juicio del pintor fueron los principales acontecimientos acaecidos en el siglo correspondiente.



Fotografía tomada del artículo de Manolo Rincón.

Encima del friso central se desarrollan otros dos frisos. El superior consiste en una galería, ordenada cronológicamente, de los retratos de los mayores Pontífices de la Iglesia, que acaba con el de Pío XII. Entre este friso y el central nos encontramos con otro friso que, no siendo el preferente en la previsible intención del autor, sin embargo más destaca, por su anchura, sólo menor que la del friso central, por carecer de división en cuarteles y, sobre todo, por su plástica, verdaderamente impactante.
El susodicho friso está dedicado a los errores y herejías que han amenazado a la Iglesia, desde sus orígenes hasta los tiempos recientes, desviaciones de la ortodoxia que también siguen un orden cronológico y exhaustivo, de izquierda a derecha, y que arranca con las más tempranas. La primera de todas las herejías es, en el friso, el judaísmo, al que siguen aquellas que surgieron en los primeros siglos, como gnosticismo, maniqueísmo, arrianismo. El nombre de cada herejía aparece escrito en una de las alas de murciélago del par con que están dotados sendos demonios, uno por herejía, que en el panel son representados cayendo hacia los fuegos del averno.
Llegados al siglo IX, el que se precipita al infierno, eso sí, prolijamente revestido de pontifical, es el mismo Focio, al que el autor de la pintura no vio necesario identificar con un demonio epónimo del error que encarna. Luego vienen las herejías medievales y del principio de la Edad Moderna, albigenses, husitas, y, de nuevo nos encontramos con un heresiarca que no necesita presentación, Martín Lutero, al que acompaña en su caída el rey Enrique VIII, ambos ataviados con su mejores galas.
Después vienen los errores más cercanos a nosotros, jansenismo, galicanismo, liberalismo –desde luego–, modernismo… y el último error, el comunismo, con el que se cierra la serie.
Me resultó muy llamativa la manera en que el Sr. Cobos había destacado sobre las demás partes de su obra el episodio de las herejías con que se ha topado la Iglesia. Me parece que esto es consecuencia del espíritu militante de unos católicos que acababan de concluir en tierras españolas su particular cruzada contra el mal, y, por eso, en su panorama mental lo que prevalecía era la imagen del enemigo. Con todo, hay un detalle que colmó mi interés: allí por donde sufrían su merecido castigo los demonios de los errores contemporáneos, nos encontramos con un pergamino que, envuelto en llamas, caía irremisiblemente hacia el reino de Satanás, pergamino en que figuraban recogidos los famosos Derechos Humanos proclamados por aquellos jacobinos.

En 2011, la OTAN predicó entre nosotros otra cruzada contra el mal, en esta ocasión personificado en Muammar el Gadafi, jefe del Estado de Libia. El presidente del gobierno de España, a la sazón José Luis Rodríguez Zapatero, cuando anunció la participación de nuestro país en la fuerza multinacional que se preparaba para bombardear Libia, ya dejó claro cuáles eran los objetivos de semejante empresa militar, pensada para proteger a la nación libia de la agresión que sufría por parte de su propio gobernante. En realidad, Gadafi estaba luchando contra unos opositores que se habían levantado en armas, pero, en el discurso de los predicadores, tales rebeldes encarnaban a la totalidad del pueblo libio. Transcribo las palabras de Zapatero, según la versión del periódico El País (“Zapatero: ‘La comunidad internacional no se va a dejar engañar por Gadafi’”, 18 de marzo de 2011).
«El presidente ha calificado de “paso decisivo, sin vuelta atrás y de relevancia verdaderamente histórica” la resolución aprobada en Naciones Unidas que autoriza el uso de la fuerza para frenar “los crímenes contra la humanidad” perpetrados por Gadafi. “La comunidad internacional no se va a dejar engañar por el régimen libio”, ha advertido el presidente del Gobierno. “Las Naciones Unidas ha [sic] cumplido con su deber y marca [sic] una senda muy positiva para garantizar derechos humanos, protección a la población y un orden internacional basado en el derecho”, ha añadido».
Una guerra contra un contrincante demonizado (nada significativo que los políticos de las grandes potencias occidentales hubieran estado visitando a Gadafi en Trípoli hasta pocos meses antes, sin importarles entonces su despótico carácter) y en nombre de valores trascendentes, los Derechos Humanos, la protección de las poblaciones indefensas frente a los crímenes contra la humanidad, el derecho internacional, en definitiva, una cruzada  del siglo XXI  que, como las anteriores, defiende el bien y combate el mal. Es curioso que ahora los Derechos Humanos, que eran anatema para los soldados de Cristo de 1939, pasen a ser  bandera de los cruzados enviados por la OTAN. 

El resultado de esta nueva cruzada fue el mismo que el de las demás: miles de muertos y ciudades destruidas, en este caso, por las bombas que sobre Libia lanzó la OTAN con el fin de preservar a los libios de la masacre. Muerte y destrucción  en nombre del bien.
Unos cuantos meses después, todo se había consumado. Los rebeldes tomaron la ciudad de Sirte, último refugio de Gadafi y de sus seguidores, y apresaron a éste, ejecutándole de forma brutal en el mismo lugar en que lo habían encontrado, el 20 de octubre de 2011. Una periodista de Televisión Española entró en Sirte días más tarde y nos ofreció unos planos de la ciudad, completamente arrasada por los aviones de la OTAN, que recordaban a Dresde después de que los aliados arrojasen sobre ella cuatro mil toneladas de bombas. No se han prodigado imágenes de Sirte asolado, supongo que a causa de que resultan políticamente inconvenientes, pero hay referencias en la prensa. “El gran secreto de Sirte”, El País, 20 de octubre de  2011
«Los altos mandos de la OTAN habían expresado abiertamente su sorpresa por la resistencia de Sirte. No esperaban que fuese tan feroz y obstinada. La ciudad donde había nacido Gadafi estaba cercada desde hacía más de dos meses. Llevaban semanas sin corriente eléctrica, sin apenas medicamentos en el único hospital. Los aviones de la OTAN no dejaban apenas un día sin bombardear Sirte […] Y, sin embargo, la mayoría de los civiles que salían de Sirte huyendo de los bombardeos expresaban abiertamente su apoyo al dictador». Pero se habían salvaguardado los Derechos Humanos de los libios, al precio de someterles al horror de los bombardeos.

Una última enseñanza he sacado de mi postrer paso por el “Ramiro”: los valores trascendentes cambian de una época a otra, incluso lo despreciado en un momento se convierte en valiosa guía de comportamiento al momento siguiente, los Derechos Humanos pasan de merecer el fuego infernal a ser el exclusivo referente ético, pero siempre se encuentran palabras altisonantes con que justificar la utilización de la fuerza por parte de los poderosos, y los demás acudimos a los campos de batalla convencidos de que nuestro sacrificio nos abrirá las puertas del Paraíso… y, si no hay campos de batalla, ya encontramos la trascendencia en otros campos, los campos de fútbol.

Torrecaballeros, 25 de junio de 2014.




25 de junio de 2014

UN FIN DE SEMANA DE 50 AÑOS

…por Moncho Alba

Aquí en Valencia, una de las cosas que me llamó la atención cuando tuvo que venirse toda mi familia a vivir en 1.963, además de la costumbre “religiosa” de almorzar entre las 9 y las 11, fue que el día 20 de marzo, cuando estando aún las cenizas calientes de las fallas quemadas pocas horas antes, ya había falleros que, si te descuidabas, ya te vendían lotería para sacar dinero para la falla del siguiente año.
Pues eso me lo ha recordado el correo que nos mandó Vicente ayer con los enlaces de los últimos artículos del blog. No pasaron 24 horas de nuestra grata reunión y ya estaban intentando dar vida a esa página que, sin duda, ha sido un poco como el mortero que ha cohesionado desde hace dos años nuestra ilusión por reunirnos.
Y al igual que en las fallas, siempre son cuatro o cinco los motores que hacen mover al resto de falleros. Y además, parece que Vicente sabe que es necesario a veces; “dejarlas caer” y por eso en su correo cita los nombre de posibles “falleros” que sin tener ánimo de ir a vender lotería, se encuentra con su talonario entre las manos sin otra opción que venderla. Lo digo porque el anuncio de los autores de los siguientes artículos que irían apareciendo en el blog, fue un invento suyo. Vamos, lo que se suele denominar una “encerrona”, pero que hay que agradecer de corazón que lo haya hecho.
Solo pasando el pequeño apuro de escribir esto, es como puede crecer mi cariño a vosotros y hacia quien me empujó a hacerlo. Y además sabed que, si yo pude escribir también lo puede hacer cualquiera, ya que os reconozco mayor valía, sin envidias, pero así es y si yo lo hago, puede hacerlo todo el mundo. Y me gustaría saber cómo pasasteis ese día, no sólo los que asististeis, sino también los que no pudisteis hacerlo o no saltaseis la barrera de asistir a un acto con 84 “desconocidos”. Pensareis que con que escriban uno o dos, ya no hay nada más que aportar y en eso sí que puedo afirmar que se equivoca el que así piensa. No es lo mismo escribir como un mero “espectador” de un acontecimiento, que como “protagonista” del mismo, que es como debemos intentar escribir, pues solo hubo un acontecimiento, es cierto, pero hubo 84 experiencias diferentes, 84 formas distintas de haberlo vivido y eso es lo que a mi me gustaría conocer.
Bueno, pues os diré lo que fue para mí este último fin de semana, que gracias a mi atrevimiento, creo que lo pasé mejor que casi todos vosotros. Yo hice lo mismo que Vicente con el reciente correo y fue el atreverme con cierto descaro, pero eso sí con mucho cariño, a pedir a Francis (González García), que me acogiese en su casa un par de noches. 


De este modo, los actos del 50 aniversario, comenzaron el viernes con una comida, a la que se sumó Cerdán, una tarde de palique con Eloy Maestre y su esposa, para finalizar la velada de picoteo en un bar mientras Holanda nos metía 5 goles en los mundiales.


Todos podréis pensar que, cuando le abres tu casa a alguien que no ves desde hace casi 50 años, es porque existe “algo más” y es así, existe un extra de cariño aunque haya pasado tanto tiempo sin mantener contacto. El que con Eloy comparta una cuñada, no significa que hayamos tenido trato durante estos años, ya que tan sólo nos vimos una par de veces tomando un café.
A la mañana siguiente la fiesta de veros a todos vosotros, desconocidos a los que quiero y que, como tengo la lista, si tuviese ocasión, lo mismo os tengo que pedir alojamiento en actos futuros (es broma), porque eso sí, yo no voy a ningún acto de compañeros si me falta ese rato de hablar con vosotros y conoceros mejor. Pues tras un rato de espera comenzamos con la misa recordando a quienes estuvieron con nosotros y ya no están aquí, con especial pena de recordar a Alcaide, con el que estuve no creo que más de un año, pero con el que sé que tenía mucha amistad, aunque no recuerdo ni su cara (se ha librado de acogerme en su casa si vuelvo por allí).
Menudo día. No sé cuántas horas de pie. Y como en Madrid, la mitad de las cosas están “ahí cerquita, puedes ir andando” (pero nadie te quita la media hora de andar), las sumas a las del acto y así tienes al volver a tu casa, tres días más recordar el aniversario (y sentirte las piernas) diciendo a tus amigos que fue fenomenal, pero que llegaste baldado.
Intenté hablar con muchos de vosotros y sacar fotos para recordaros, pero supongo que no lo haría ni con la cuarta parte. Es curioso cómo, simplemente con la comida que tuvimos en Valencia hace dos años, poco menos que todos los que allí estuvisteis, habéis pasado de ser “compañero desconocido” a ser “amigo de abrazo”, y no quiero decir nombres porque tendría que poneros a todos y consultar las listas de quienes vinisteis.
En los actos del aniversario, no sólo tuve ocasión de compartir con los más allegados y amigos más íntimos de la infancia (Eloy, Francis, Salcedo), 


sino de recordar a algunos que no pudieron venir (Mialdea, Zori, Portolés entre otros). Reconocí tras estos 50 años a Velayos, Pérez Nieto, Sureda, Marciel (lo mismo alguno más) y yo todo orgulloso porque decían, “pero tú eras más bajito” y la cabeza que algunos me sacaban en aquellos años, ahora ya no hay esa diferencia, y es que crecí después de las milicias.
Me dijeron que era del grupo C, aunque eso no me impidió estar hablando con otros que eran de otros grupos.
Con los más íntimos de entonces hablábamos, como si los 50 años transcurridos, hubiese sido un simple fin de semana cuando realmente, por el tiempo transcurrido sin vernos, somos unos desconocidos. Sin embargo, el cariño hace que todo sea diferente.
Además, el asistir a este aniversario, me sirvió haber para averiguar con quien iba apagando las farolas de la calle Oquendo los sábados al salir del cine del instituto, o quien venía conmigo rompiendo bombillas en no sé qué centro (creo que de investigaciones) en la calle Joaquín Costa, cosas que sabía que hice, pero no recordaba bien quienes fueron los cómplices. Y también me recordaron algo que tenía totalmente olvidado y es que robe dos talonarios de entradas para el cine del Ramiro de la que seguro que dimos buen uso.
Y me gustó que acabase el acto con el Salve Regina, que fue como agradecer a Dios, lo vivido ese día.
Dios quiera que en el futuro la salud y el ánimo, hagan que volvamos a encontrarnos, pues si no a muchos os echaré de menos, Ramos, Cerdán, Aberturas, Fojeda, Abellanas, Kurt, Rincón, Arenas, Quirós, Molinero, Pérez Nieto, Velayos …… , bueno y los que me dejo en el tintero con los que intercambié algunas palabras o recordé porque no vinieron.
Los actos se prolongaron con otro momento con la familia de Eloy (acabarían de mí hasta el gorro, pero como son casi familia, pues no tuvieron más remedio que dejarme descansar en su casa y de verdad me siento querido por ellos) y marchar a la cena, que no por ser más reducida, fue menos grata. Tan sólo la pena de que entre las fotos que mandaré a Ramos para el blog (o intentaré colgar yo en el mío) no le saque fotos a algunos, aunque tenía intención de hacerlo al final, pero las prisas de volver a casa a descansar me traicionaron la memoria.





Mis actos del aniversario continuaron en la mañana del domingo con una café con leche con churros y porras junto a Francis, para finalizar con una caña antes de coger el tren de vuelta.
A muchos podrá parecer que estos actos son un poco artificiales y un tanto “falsos” ya que el desconocimiento de unos y otros es grande. Pero os diré, lo que el día anterior me dijo uno de vosotros hablando de numismática, “las únicas monedas que pueden ser falsas, son las que parecen nuevas, porque es imposible falsificar las huellas que deja el tiempo en una moneda por su uso, las usadas son auténticas”. Y no cabe la menor duda de que el tiempo ha pasado entre nosotros, de que nos ha dejado las suficientes huellas para asegurar que somos auténticos y no existe falsedad en lo que hemos vivido.
Agradezco al amigo que en esta ocasión, y cualquiera anterior o futura, me acogió en su casa, al que me llevó un disco para que lo oyera aunque se le olvidase dármelo, al grupo que preparó con mucho cariño el encuentro que tuvimos, su esfuerzo e ilusión, a quienes hacen de máquinas del tren manteniendo viva la llama de la amistad y los recuerdos, a quienes empujan a los demás para que escribamos lo que sea, a los que saben escribir y nos documentan y enseñan con lo que escriben, a quien se fumó un cigarro conmigo en la escalinata y no sé ni su nombre, al que sin ser de la promoción se apuntó al carro (o así lo entendí), al que me pidió que le sacara una foto, y a todos vosotros compañeros que asistísteis o no, por formar parte de mi vida y de mi infancia.
Y si hay que agradecer a alguien en especial lo que hemos vivido este fin de semana pasado, es a las esposas del grupo promotor, que en tantas ocasiones han dejado al jubilado irse de cena, comida o reunión para hacer posible esto (cuando trabajasen eran normales estas cosas, pero no ahora), por dejarles fabricar esta ilusión para todos, a pesar de que hayan podido sentirse en un segundo plano y hasta discusiones por tanta dedicación. Así que os lo agradezco a vosotras de corazón.
Y como decía antes, al año que viene, se ha de plantar de nuevo la falla y hay que empezar a trabajar (de esto nos podía escribir algo Cerdán) y nos necesitan a todos.


Síntesis del 50 aniversario: lo pasé muy bien, gracias.

JUBILACIÓN DE ROSA MARÍA MURO. 19 DE JUNIO 2.014

...Por Manolo Rincón.

Aunque hay personas que no deberían de jubilarse nunca Rosa María Muro, nuestra querida guía en el Instituto, creadora de actividades diversas, investigadora del pasado del Ramiro y Catedrática de Historia, llega a su jubilación.
Con tal motivo ex alumnos de diferentes promociones, nos reunimos en la Residencia el pasado 19 de junio, para rendirle un merecido homenaje.






Asistió la directora Coral en nombre del Centro y Rosa María, Rosa Mari para todos, fue agasajada debidamente, con la entrega de una placa conmemorativa y unos obsequios.
Me alegro por ella, pues podrá descansar debidamente. Deja un listón muy alto, con su dedicación al Centro, sus brillantes clases de Historia y su investigación sobre La Colina del Viento.
Todos los ex alumnos recordaremos siempre tu amabilidad y tu buen hacer hacia nosotros.
Aunque sé que de alguna manera continuarás por el Ramiro, te deseamos que en tu nueva vida seas muy feliz.

Y siempre nos tendrás a tu disposición, como tú estuviste a la nuestra.

24 de junio de 2014

LA REVISTA CANDIL

Muchas gracias a José Luis Pérez Nieto y a Rafael García-Fojeda, que han encontrado este número de la revista CANDIL y se han esforzado en reducirla para escanearla para después ofrecérnosla para publicarla.
No os perdais los artículos de José Ramón Aranda, José Luis González Quirós, entrevista a Rocío Dúrcal por parte de Cabanellas y Nieto, etc, etc, . Corría Diciembre de 1.962.














22 de junio de 2014

LA PROMOCIÓN 1.961 DEL INSTITUTO RAMIRO DE MAEZTU

Nuestro amigo de la promoción 1.961, Ignacio Hernando, nos remite la siguiente reseña para dar cuenta del encuentro anual de su promoción. 

LA PROMOCIÓN 1.961 DEL INSTITUTO RAMIRO DE MAEZTU

A comienzos del año que discurre algo cansinamente, Vicente Lombardía tuvo la feliz idea de someter a la consideración y opinión de algunos allegados, entre los que me encuentro, la posibilidad de hacer una llamada a los compañeros de la Promoción 61, la suya y la mía, para convocar un encuentro, a ser posible antes del verano, en la Residencia de Estudiantes, a fin de celebrar, más bien evocar, el que nos encontrábamos en el año en el que todos cumplíamos los 70.
Como los de aquella época recordarán, entonces se respetaba escrupulosamente el año de nacimiento para entrar y encuadrarse en un curso académico, fundamentalmente en la Preparatoria y en los primeros años del Bachillerato. Solamente incumplían la regla los que se retrasaban por suspender; nunca se daba lugar a un adelanto de cursos.
Cabe decir ahora, sin falsa modestia y con legítimo orgullo, que todos tuvimos compañeros que hubieran podido adelantar curso con la gorra, por inteligencia y conocimientos; estos los más y otros que se vieron relegados a un curso anterior. De los primeros, muchos, de los segundos muy pocos, por no decir ninguno, salvo alguna excepción por algún percance personal o familiar.
Prefiero no establecer ningún paralelismo con la situación actual de la Enseñanza Secundaria –que ya dura mucho y cuyo fin no se atisba-, por no agriar estas notas y dejarlas en lo que son o, por lo menos, para eso lo hemos pensado algunos, del 61 o de otras promociones, que han delegado en mí, para plasmar nuestra alegría de haber pertenecido a esta institución y nuestra nostalgia de ella, yo diría que acrecentada con el paso de los años, al menos en mí.
Se ha dado la circunstancia de que ha coincidido en este año 2014, esta “efeméride” de los que hemos nacido en 1944 (70 años) y el 75 aniversario de la fundación del Instituto como tal, INEM Ramiro de Maeztu, que tuvo lugar por Decreto del  4/04/1939.
Este aniversario ha sido celebrado el día 29 de mayo, con un acto en el Salón de Actos, al que llamábamos teatro, con unas conferencias de Juan Velarde y Manuel Rincón, antiguos alumnos y los profesores del Centro, Rosa María Muro, Cristina Borobio y Jesús Almaraz.
Lamentablemente esta convocatoria no ha tenido la difusión que debiera;  de hecho, no ha tenido ninguna, y este hecho, con la de correos, blogs, webs, tuits, etc… que existen ahora, no tiene disculpa. De los medios –no sé si se escribe con mayúscula-, no hablo; están interesados en otras cosas y no en resaltar la incentivación y promoción de la excelencia escolar que primaba entonces. Todo esto hoy son ideas caducas y superadas por la derecha y la izquierda (me estoy refiriendo a Valentino Rossi).
De este evento, no me ocupo más, pues ya lo ha hecho sobradamente Vicente Ramos que ha sido el primero en pedirme que escribiera algo sobre la promoción y sus 70 años, para su página web, que es donde se publicará. (Más información en http://ramiro53-64.blogspot.com.es/2014/05/en-el-75-aniversario-de-la-creacion-del.html y en http://ramiro53-64.blogspot.com.es/2014/05/75-aniversario-de-la-creacion-del.html)
Volviendo a nosotros, los de 1944, Vicente Lombardía se dirigió por mail al grupo de unas 60 personas a las que contactó en 2011,con motivo del 50 aniversario de nuestra salida del Instituto, que celebramos también en la Residencia de Estudiantes el 18.06.11, y le han (hemos) respondido 42 que sí, 12 que no, porque están fuera de Madrid, algunos de España y no podían acudir, pero se han identificado plenamente con la idea y algún “no sabe, no contesta”, pues los años pasan y pesan, y la salud les acompaña, en algunos casos como mala pareja de viaje.
Finalmente se acordó y consensuó y confirmó el sábado 31 de mayo. De los apuntados fallaron a última hora, dos por problemas de salud menores y pasajeros  (de las tripas y aledaños…).
Estuvimos desde las 13.45, más o menos, hasta bien entrada la tarde y casi todo el tiempo de pie.
Hubo lugar a hacer corrillos y a cambiar de uno a otro, espontáneamente, sobre todo aprovechando cuando íbamos al servicio.
No se habló, por lo menos en donde yo estuve, de nada que no fuera el Instituto, los profesores, los dos Internados, el Estudiantes, de lo buena que estaba la Srta. Mari Paz, y cosas así. Ni palabra de asuntos candentes y de rabiosa actualidad; esquivamos el calor y la rabia.
Desde la celebración de 2011 a la del 2014, ha aumentado muy notablemente el número de jubilados y también, no sé si mucho o poco, el de nietos, sujeto de conversación ineludible en la que yo no puedo participar, porque no tengo nietos ni creo que, a estas alturas, los vaya a tener.
Lamentablemente, en estos tres años, ha habido, de los que tengamos noticia, 2 fallecimientos a añadir a los 19 que teníamos en 2011, y a los que dedicamos un recuerdo nombrándolos, en el contexto de unas notas que nos envió Poti Casas, desde Santiago de Chile.
Los 2 fallecidos han sido Juan Luis Sánchez Sola, muy poco después de la anterior celebración, y Federico Sánchez-Vallejo, hace aproximadamente un año. Repito, que sepamos.
Poco más, agradezco a Vicente Ramos su idea,  y a Vicente Lombardía el que, como organizador, me haya dado la venia para escribir.
Según me dice Vicente, en su página web, hay movimiento continuo y él está quedándose huérfano de ideas y de noticias.
Que estas notas sirvan para engrosar el número de comunicantes.
He escrito esto de un tirón y no he corregido nada. Ruego comprensión al lector.
Ignacio Hernando Yáñez  (06.06.2014)

*Se acompañan  fotografías tomadas por Luis Petinal y algún ayudante ocasional.



















21 de junio de 2014

TRAS EL CINCUENTENARIO

 ...por Kurt Schleicher

  Hoy, cuando escribo esto, ha pasado exactamente una semana desde el día que nos vimos en el Ramiro después de 50 años desde que abandonamos el Instituto y nos dedicamos a darle forma a nuestras vidas.
   Objetivo cumplido, pues fue la primera cosa que nos propusimos desde que comenzamos hace ya más de dos años a organizarnos y tratar de lograr que la “Promoción 64” fuese algo más que una celebración, sino que fuese también un lugar de encuentros para el que quisiera. Es evidente que “nuestras cosas del Ramiro” es algo que nos une; estoy convencido que muchos de nosotros guardamos en el desván incunables de nuestros tiempos de colegiales y que ahora, tras estos 50 años, adquieren un significado marcado por la nostalgia y que se puede revivir si los encontramos y los distribuimos, regalándoselo a los demás. También, gracias a la prodigiosa memoria de Manolo Rincón y el aderezo de alguno más, hemos podido confeccionar unas “Memorias” que espero hayan hecho las delicias de más de uno en este contexto de nuestro pasado común.
 Pero ahí no se acaba todo. Hemos logrado recopilar los datos de casi 170 compañeros de Promoción, gracias a los esfuerzos y habilidades fundamentalmente de Vicente Ramos y Paco Acosta y hace una semana 85 compañeros nos hemos podido juntar en un acto que ya será inolvidable y un hito para todos nosotros, pero que tiene un pequeño “defecto”: que ya pertenece al pasado. Pienso que un encuentro como éste tiene más significado que el mero hecho de compartir unos momentos amables y entrañables entre nosotros, pues, empleando el símil de las velas, hemos logrado encender una llamita en cada uno de nosotros que sigue y seguirá luciendo, pero no deberíamos dejar que el soplo del tiempo apague esta llama – ni que se nos acabe la cera de la vela.
    Todos tenemos una lista Excel que con infinita paciencia ha confeccionado Vicente y en la que podéis encontrarnos a todos, con señas, correos y hasta direcciones en la mayoría de los casos; esto propicia ni más ni menos la posibilidad de mantener una COMUNICACIÓN con quien queramos. En paralelo, el blog que hemos creado sigue ahí y sigue abierto para que el que quiera pueda colaborar con escritos, aportaciones o comentarios lo haga, sin más limitación que las fuerzas del administrador, Vicente, por lo que, si se acumulase el trabajo, habría que tener paciencia para la publicación de nuevos artículos. Ya sabéis que el blog continúa también abierto para aportaciones de interés general o de actualidad, lo que le confiere un matiz cultural de indudable valía.
   A partir de ahora y siendo los que somos, lo primero que se me viene a la mente es que seguro que surgirán INICIATIVAS que propicien futuros encuentros. Sugiero que el que tenga una buena idea, no solamente la proponga, sino que se encargue de coordinar que se lleve a cabo, pues tampoco podemos pedir siempre “al mismo” que haga realidad dicho encuentro y me refiero especialmente a enviar la propuesta y recibir las confirmaciones de los interesados con tiempo suficiente para llevar a cabo las gestiones que se precisen en su caso. Ejemplos en el pasado: la quedada en Villaviciosa de Odón, la visita a TVE, la visita al Congreso, etc.- No descarto incluso que se organice algún viaje, pero la experiencia me dice que viajes lejanos o de más de uno o dos días suelen tener poco apoyo; en cualquier caso, contamos con una buena red de AVE y visitar alguna capital española bien comunicada (recordad Valencia) no sería descartable. Hace poco he visto un buen ejemplo de una promoción más veterana que la nuestra con la visita organizada en autobús a Toledo. ¿Qué os parecería por ejemplo repetir la excursión a Granada con visita a las gitanillas incluida? (Hombre, con 52 años más no sería “exactamente” lo mismo, pero tampoco tendríamos el freno del P. Gabino (¡!!!)…Con dos días no sería algo impensable, en especial en época de temporada baja. La cuestión es ponerse…
    Otro aspecto interesante es que si alguno de nosotros diese una conferencia, pues que “aproveche” nuestro caudal humano en la Promoción; siempre se agradecerá la asistencia del que pueda o quiera venir.
   Respecto a repetir algo como el cincuentenario es evidente que no se puede hacer con breve periodicidad, pero al menos unas “bodas de diamante” pudieran ser un buen objetivo; celebrar un “centenario” ya sería excesivamente optimista, aunque alguno seguro que lo logra. Alguien propuso un plazo de 5 años a partir de hoy; tomado nota. Sería el “cincuentaycinconario”; suena mal, pero ahí queda.
  Bueno, “los del Ramiro” seguiremos ahí hasta que el cuerpo aguante en lo que seamos capaces de apoyar.
   Antes de terminar, quiero remarcar el enorme agradecimiento a todos los que habéis venido al acto de celebración sencillamente por haberlo hecho y haber contribuido con vuestra presencia a que esta llamita se haya podido encender; en especial, quiero agradecer a los que viven lejos el esfuerzo que han realizado para venir. Me consta que hasta ha venido alguno del extranjero y otro de Canarias, que tampoco está cerca. En definitiva, gracias por vuestra colaboración para que el encuentro del cincuentenario haya sido agradable y sea un bonito recuerdo.
Hasta la próxima – y que sea eso: ¡próxima!
KS, Junio 2014

  

19 de junio de 2014

VIDEO DEL CINCUENTENARIO

José Luis Cerdán ha editado el siguiente video con las fotos de Kurt,







CINCUENTENARIO

...por Carlos Marsá

Reflexiones

1. ¡Qué pequeño es el Instituto, y que grande me parecía! Es que, entonces, yo era pequeño.
2. ¿Cómo he podido formar parte de la vida y de los recuerdos de tanta gente, tanto tiempo, y, sin darme cuenta hasta ahora?

Argumento

1. AGRADECIMIENTO.  
Gracias  por reavivar, y devolverme, una parte de mi vida que había perdido. Que ni siquiera sabía que existía. A todos, que lo habéis hecho posible. Pero especialmente, al Grupo del Ramiro, los organizadores, que con vuestro esfuerzo, hicisteis efectiva esta celebración. Con maravilloso acierto,  y una magnífica puesta en escena.
Disculpas para los que aún no he podido recordar. Y a aquellos con los que he tenido vivencias compartidas, y no he sido capaz de percibir, y archivar, en la misma manera. Al final, es una forma de enriquecimiento. Otro ángulo diferente para la mirada.

2. COINCIDENCIAS.
Suscribo plenamente lo que expresaron algunos en los parlamentos. Que si somos capaces de comprenderlo, esta puede ser la mejor etapa, la más feliz de nuestra vida. Entre otras cosas, porque es el presente. Lo real. La que hay que vivir intensamente.
Querría añadir, como opinión, que hay dos cosas sustanciales que reunir, para conseguir el objetivo:
A). APRENDER A REIRSE.
Naturalmente, si es que uno no sabe. De uno mismo. De la mujer. De los hijos rebeldes o desagradecidos. De los nietos en forma de erizo. De Rajoy y Rubalcaba. De si monarquía o república. Del poco dinero de la pensión. Incluso de la minusvalía que le ha quedado a uno. De la soledad. Del desánimo. Del desafecto.
En cualquier caso, hay que entrenar. Practicar con los músculos de la cara. Aplicar la ironía y el sarcasmo. Por muchos motivos que tengamos para lo contrario.
B). RECREARSE.
Renovarse. Adaptarse es la clave de la supervivencia. Vivir el presente, no en pasado. Durante 40/50 años, he ejercido de empresario y promotor deportivo. Os cuento algo mío que es el que mejor conozco. También servirá para que sepáis algo de mí, cincuenta años después.
En los últimos cinco años, estoy intentando reinventarme. Aunque os pueda parecer paradójico, ahora quiero ser escritor y humorista. Pretendo hacerlo de forma profesional. Quizá sea una entelequia.
Pretendo presentar mi primer libro en setiembre. Una novela sobre `las tripas´ del fútbol. Estoy ilusionado y también la editorial. Espero que funcione. Después vendrá una exposición de viñetas de humor. Se llamará `Las siete vidas del gato´. 45 litografías de `Umor Interactivo´. Editaré libro de la exposición, y publicaré un ensayo. Espero que divertido. Lo cierto es que nunca en mi vida había escrito, ni me había acercado al humorismo. Por lo pronto, me está resultando una experiencia muy satisfactoria. Es verdad que estoy trabajando demasiado.
C). PUNTO Y FINAL.
Para intentar que os riáis y aportar mi granito de arena al Cincuentenario, os envío ocho viñetas de humor. Se me han ocurrido en el viaje de vuelta a Granada. No me resisto a enviároslas. Espero que os sirvan para reíros.
Agradeceros a todos el gran día que me hicisteis pasar. ¡Un abrazo!













THE END